¿Qué pasa con la migración laboral en Colombia y España?

LAS ORILLAS

Una mirada completa sobre la situación laboral de colombianos y españoles en el exterior

Por: LUIS EDUARDO FORERO MEDINA | noviembre 04, 2014

Colombianos en el exterior evaden 50.000 millones de dólares: Hacienda Colombia. Las autoridades colombianas no disponen de una Política Migratoria ni de un censo oficial sobre el número de extranjeros en Colombia y de colombianos residentes en el exterior, como que los registrados como salidos y que no han regresado, pudieron haberlo hecho por otro puerto de los llamados nudos, principalmente en la frontera con Ecuador y Venezuela. Con la asistencia de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Colombia empieza a implementar el Sistema Estadístico de Migraciones Laborales Internacionales que se denominará SEMLI, yendo de la mano del Sistema Continuo de Reportes de Migración Internacional en las Américas (SICREMI).

En Colombia la movilidad de población se originó en los 70, buscando un futuro mejor dentro del país unas 4 millones de personas, procedentes principalmente de Cauca, Nariño, Chocó, Antioquia y el Valle. Fuera de la república se estima que hay más de 5 millones de nacionales, en los al menos 236 destinos donde Colombia cuenta con embajadas y oficinas consulares en el exterior. Según el Dane son 3.378.345, para el BM son 2.122.100. El país preferido para los colombianos es los EE.UU., a donde llegan a Miami, Nueva York y Los Ángeles.

En EE.UU., en donde pese a la reforma inmigratoria que se impulsa por los demócratas y la oposición de los republicanos, persiste mucha restricción para trabajar. Los republicanos son mayoría en la Cámara y los demócratas en el senado, lo que dificulta sacar adelante una ley de inmigración, según John Boehner. Ante la falta de apoyo Obama adoptaría medidas ejecutivas después de las elecciones legislativas del próximo 8 de noviembre.

Los colombianos se establecen laboralmente también Canadá y Australia, naciones que han abierto generosamente sus puertas a los extranjeros. Japón y Corea del Sur, igualmente son considerados a la hora de emigrar. La globalización hace que todos los países del mundo puedan ser tránsito y destino de los migrantes.

Gran parte de la fuerza laboral en EE UU está integrada por inmigrantes indocumentados, hay más de 11 millones de personas en esta condición. Para Swing, Director General de la OIM “al menos uno de cada siete habitantes de la población mundial es un migrante”. El mundo tiene 230 millones de migrantes internacionales, la mitad mujeres, que representan, según la OIT, el 3% de la población mundial, que enviaron “a casa” unos 500.000 millones de dólares, fuera de lo que ahorran. Esta es “la contrapartida financiera” del trabajo ilegal, según la Organización Internacional del Trabajo. El ministro Hacienda colombiano, dijo a Efe que la evasión de impuestos en el exterior por sus compatriotas sería cercano a 50.000 millones de dólares, que ayudará a financiar el postconflicto.

En EE.UU. uno de cada seis estadounidenses es hispano, que representan más de 50 millones de personas, y terminan aportando más de lo que reciben a cambio. Para la Cámara de Comercio de ese país, si todos los indocumentados que trabajan en EE.UU. fueran expulsados, se “paralizaría la economía estadunidense”, sería el colapso mundial. Por su parte Colombia recibe miles de extranjeros, durante 2012 entraron al país 1.698.366 personas de otros países, según la Unidad Administrativa Especial Migración.

Visado

Algunos países permiten el ingreso de extranjeros de ciertas nacionalidades sin necesidad de una visa, otros la eximen para estancias cortas, las expiden temporalmente, y los más son muy exigentes para conceder visas de trabajo. En Colombia funcionan dos Centros de Atención al Solicitante de Visa (CAS) en Bogotá y Medellín. Quince países de América latina y el Caribe piden visa a ciudadanos colombianos. En EE.UU existen diferentes clases de visa para trabajar temporalmente, Las visas H, L, O, y P.

El sueño americano

Una vez instalado el trabajador en los EE.UU., aún siendo profesional en su país, debe trabajar a su llegada en lo que le ofrezcan, preferentemente en el sector de servicios, construcción, servicio doméstico, lavando autos , en la agricultura, hotelería y el turismo, en definitiva los oficios “menos atractivos para los trabajadores nativos.” (OIT)
El siguiente sueño para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en EE.UU. hace lustros, es obtener la nacionalidad americana, cuyo trámite debe caracterizarse por la absoluta honestidad en su solicitud [de ciudadanía], además de estar exento totalmente de cualquier error en su trámite, particularmente el Formulario N-400, pasa a un examen minucioso por parte del USCIS (Servicio de Inmigración y Ciudadanía), de donde el candidato es remitido al oficial de inmigración para su entrevista en inglés. Las decisiones del USCIS sobre visas de inmigrantes deben señalar en cada caso si tiene apelación o no, y en el primer evento se le debe indicar el plazo, ante qué instancia, la AAO o la BIA, y de parte de solicitante adjuntar el pago del arancel y las pruebas para desestimar la decisión nugatoria del USCIS, que se cumple aún apelada.

Reforma general de inmigración en USA

El propio Obama ha reconocido que su “mayor fracaso hasta ahora es no haber podido sacar adelante la reforma general de inmigración”, que prometió en su campaña para llegar a la Casa Blanca en 2009. En sus seis discursos sobre el Estado de la Unión evita referirse al tema.

El lado oscuro de la migración

Las personas que salen en busca de mejores oportunidades laborales fuera de su país, muchas veces desconocen las políticas de inmigración y naturalización, los derechos y deberes que tienen en los países receptores; las condiciones para ingresar legalmente a los mismos; no prevén los cambios climáticos y de hábitos; las vacunas que se deben aplicar, los servicios a que pueden acceder desde su país de origen, (En Colombia pueden seguir cotizando a pensiones y afiliarse a una Caja de Compensación) ; no son ajenos a ser víctimas de explotación laboral.

No pocas veces se les criminaliza; son engañados en supuestas ofertas de empleos y los que consiguen son siempre precarios, en tareas que no hacen los habitantes del país receptor, mercados laborales secundarios, como los llama la OI; las niñas sufren violencia y acoso en el sitio de trabajo, y si denuncian despiden a todo el grupo; son discriminados salarialmente, presentándose casos en que los ocupan cancelándoles con las propinas; efectúan despidos por embarazo; niegan permisos para ir a controles médicos, cuando tienen acceso a la salud ; son excluidos por razón de raza o etnia; presentan dificultades en materia de vivienda, acceso a servicios, transporte, educación, recreación, relaciones sociales; deben cumplir jornadas laborales extenuantes en condiciones infrahumanas e inseguras.

Aunado a la falta de dominio del idioma, y de capacitación en español, son la causa de accidentes laborales mortales, como frecuentemente sucede en Carolina del Sur. Carecen de representación legal ante autoridades inmigración; se les persigue en algunos países, impidiéndoles asociarse o ir a huelga; cuando hay conflictos con el empleador les retienen el pasaporte, amenazándolos con denunciarlos a las autoridades para que los deporten o simplemente los mandan a la calle sin un centavo. La falta de seguro médico en EE.UU. para millones de inmigrantes indocumentados, que no disponen siquiera de los beneficios de Medicare (asistencia médica para personas mayores de 65 años) y Medicaid. ( personas de bajos ingresos ) Aún “teniendo papeles para trabajar”, los latinos no tienen acceso a un plan de retiro o jubilatorio, aunque recientemente se lanzó el programa “MyRA” (Mi cuenta de retiro); cuando se enferman, nadie les paga, menos pensar en vacaciones.

Lo anterior sin mencionar los efectos en la depresión que a algunos produce el cambio de coordenadas afectando su salud mental. Cuando los migrantes son indocumentados, el panorama es desolador, se les viola con mayor intensidad los derechos humanos y laborales , deportándolos a sus patrias de origen, habiendo pasado previamente a penosas detenciones. En fin los inmigrantes “encuentran frecuentemente desconfianza, cerrazón y exclusión, y son golpeados por otras desventuras.” (Papa Francisco)

Deportación

La deportación es “la remoción formal de un extranjero de Estados Unidos cuando el extranjero ha sido encontrado elegible para su remoción por violar las leyes de inmigración.” (USCIS). Los procesos los deciden más de 200 jueces de inmigración, ubicados en 53 tribunales de migración en todo el país, que tienen a su cargo más de 360 mil casos pendientes por resolver. También funciona la Corte de Inmigración.
Son diversas las causas por las cuales puede ser deportado de EE.UU, desde escaparse de un puesto de control o conducir ebrio, hasta celebrar matrimonios por conveniencia. Los operativos se adelantan indiscriminadamente en sitios de trabajo, autobuses, por carreteras. Para un inmigrante es un drama caer “en manos” de la Policía de Inmigración y Aduanas, pero en todos los casos, cabe recordar que los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos están protegidos por las leyes y la Constitución.

Si un extranjero está en territorio estadounidense en condición de ilegalidad, o da lugar, se le inicia un procedimiento breve y sumario de deportación a su país de origen, a pie, por mar o por aire. Inclusive se aplica a residentes permanentes legales y a naturalizados si ésta es revocada, este sí es un proceso demorado. En todo caso se hace de modo “indignante”, como lo califica Peña Nieto, procurando que en el futuro se realice de forma “más humana dentro de los límites de la ley”, anota Obama.

De EE.UU. todos los días deportan indocumentados mayormente, y sólo un pequeño porcentaje acude a la Corte, porque desconocen que disponen de más de una decena de amparos legales para impedir, suspender, aplazar, revisar y apelar ante la Junta de Apelaciones de Inmigración, constituir fianzas o decidir salir voluntariamente. Aproximadamente la mitad de los casos los ganan los inmigrantes, sobre todo en California, Nueva York y Oregón.

En EE.UU. hay más de siete millones de trabajadores que lo hacen ilegalmente, sin permiso. La deportación se ha visto incrementada desde 2008; el año pasado salieron 438,000, el 95% de de América Latina, casi la mitad condenados por delitos; desde que Obama ocupa la Casa Blanca, el 20 de enero de 2009, han sido deportados más de 2 millones de indocumentados, más de los que deportó George W. Bush, muchos jóvenes que dejan hijos menores. familia y sin posibilidad de regresar, siempre sujeta a un “depende”.

España

La crisis económica que comenzó en 2008 ha dado como resultado una tasa de desempleo del 24% en España, que determinó que cerca de 700.000 españoles salieran de su país entre ese año y 2012, según una investigación de la Fundación Alternativas.

Conforme al Instituto Nacional de Estadística, INE, a comienzos de este año más dos millones de españoles residen en el extranjero. Los jóvenes salen apresuradamente por un desempleo superior al 30%, (Andalucía, Extremadura, Canarias, Castilla-La Mancha, Región de Murcia, Ceuta y Melilla). España ocupa el segundo nivel de desempleo más alto de la Zona Euro. Los jóvenes dentro del país se trasladan a otra comunidad autónoma entre las que generan mas PIB,Madrid, Barcelona y Valencia, o viajan a países de la Comunidad, principalmente a Reino Unido, Francia y Alemania. Extra continente lo hacen a China, la India, y Oriente Medio. En América a países del Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay), Brasil, Ecuador, México, Perú y Panamá. Por la situación económica los latinoamericanos también abandonan España ,en 2010 salieron de 24.000 y en 2011 fueron 50.000, conforme a la OIM.

Migración de españoles en la UE

Los españoles no son ajenos a padecer la precariedad y explotación laboral que raya en la esclavitud, de parte de sus congéneres de los países de la UE que los emplean, particularmente en la agricultura, servicio doméstico y construcción. Enfrentan varias dificultades, como la inercia de las inspección de trabajo para investigar los excesos de los empleadores, y la mirada de los nacionales a donde llegan que consideran que los extranjeros los desplazan laboralmente.
Junto son rumanos y búlgaros, el año pasado los españoles fueron los más expulsados de Bélgica. La razón: son “una carga para el sistema”.

Ceuta y Melilla una “bomba”

En Ceuta y Melilla, el 50% de la población es musulmana, Recientemente modificó su ley de extranjería, para tratar de contener la entrada por sus fronteras de trabajadores marroquíes, que hoy son más de 4.000 laborando regidos por normas españolas y un convenio hispano-marroquí, que permite sean discriminados laboralmente. Los marroquíes son expulsados en procesos breves, prácticas que han sido denunciadas por Amnistía Internacional por “la persistencia de este tipo de expulsiones sumarias, que están prohibidas por el Protocolo Cuarto del Convenio Europeo de Derechos Humanos, entre otros y que son contrarias a la Convención de Ginebra”. La influencia islamista ha llegado a estas ciudades catalogadas como CC AA en España, a punto que hace 5 años los musulmanes ceutíes y melillenses incluyeron en su calendario laboral una fiesta musulmana.

Expulsión de extranjeros

Los extranjeros en España no pueden ser expulsados por el sólo hecho de estar en forma ilegal, evento en que únicamente procede una multa. En 2012 España deportó a 6.056 inmigrantes.

Posición de la Iglesia y organismos internacionales

Para la OIT la migración entre otros beneficios “ha rejuvenecido a la población y a la fuerza de trabajo, ha contribuido a la creación de empleo, ha dado viabilidad económica a sectores tradicionales como la agricultura y los servicios..”
Para Ratha, director de remesas y migración del Banco Mundial, “la migración” en estos momentos es el ser considerada como una amenaza para la soberanía, para la identidad nacional, la cultura nacional”.

La OEA puntualiza que “la migración internacional contemporánea está vinculada de manera única a los procesos de integración social y económicos que caracterizan la globalización”El BID, que es el organismo encargado de levantar estadísticas sobre remesas, está comprometido para “mejorar las condiciones y protección a todos los trabajadores, incluidos aquellos que han migrado de su país de origen.”
El organismo vocero, la Organización Internacional para las Migraciones, (OIM), busca que el tema de la migración “se integre” en 2015 en la Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo, (PNUD)

El Papa Francisco anhela que la migración sea “afrontada y gestionada de un modo nuevo, equitativo y eficaz, que exige en primer lugar una cooperación internacional y un espíritu de profunda solidaridad y compasión.” Considera la migración como un “signo de los tiempos”, estimando que “Emigrantes y refugiados no son peones sobre el tablero de la humanidad.”. A través de la salida de sus pases de origen buscan “Verse libres de la miseria, hallar con más seguridad la propia subsistencia, la salud, una ocupación estable”, y no se les pueden abandonar por ser forasteros.

FUENTE: Las2Orillas.com 

LAS ORILLAS 2

Compartir: Email this to someonePrint this pageShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Share on TumblrShare on Google+0Pin on Pinterest3

Deja un comentario